15 mayo 2012

Primer día del curso Born to quilt





Empezamos el curso de Veronique Requena el viernes; poco a poco llegaban las alumnas a la escuela taller y Veronique las recibía con mucha alegría. En la mesa de trabajo estaban preparados los kit con el proyecto del día, así como un broche con el nombre de cada alumna para que Veronique pudiera conocerlas.

El proyecto del viernes fue la funda para el Iphone, o para la cámara de fotos o para las llaves. Fue un proyecto que ha introducido Veronique en sus cursos recientemente.



Como bienvenida, Veronique regaló a cada alumna un botón con el anagrama
de Born to quilt y Lizzy. Y el curso empezó:




Veronique se detenía con cada alumna para explicarle el proceso de montaje y de costura del proyecto.  
 


















 
 












 




También Veronique explicaba en pequeños grupos, su forma de coser y los materiales que utiliza en su día a día de costura.
 
 

Al mediodía fuimos a almorzar a un hotel cercano permitiendo además el intercambio de direcciones de e-mail, blog e ideas para futuros proyectos entre las alumnas. Por su parte, Veronique nos enseñó fotos de otros cursos Born to quilt así como quilt camps.
Tras el almuerzo, se volvió a la escuela- taller Mia´s Patch y se continuó cosiendo. Veronique aprovechó para firmar las revistas de las alumnas y dedicarnos también fotos de ella con Lizzy.





Cuando se iba acercando el final del curso, Veronique dio las últimas explicaciones para aquellas personas que no pudieron terminarlo.







Y llegó la sorpresa final: Veronique entregó a cada alumna un certificado que acreditaba los conocimientos adquiridos durante el curso Born to quilt, firmado también por Lizzy (la perra de Veronique, su musa e inspiración) El certificado estaba en español y según dijo la propia Veronique, era un cambio que había hecho recientemente en sus cursos, ya que los anteriores estaban en inglés.










  


Queremos dar las gracias, en primer lugar, a Elba y Conchi, por venir desde lejos para asistir al curso. ¡Nos ha encantado conocerlas! 


 






En segundo lugar, agradecerle profundamente a la traductora-quilter y animadora Carmen Huerta por cada minuto, por su paciencia y por su apoyo. ¡Gracias por todo, Carmen!








Y en último lugar pero el más importante, darle las gracias a todas la alumnas que estuvieron el viernes junto a Veronique, por sus ánimos, por sus lágrimas de emoción y por sus sonrisas. Verlas felices fue nuestra mejor recompensa





3 comentarios:

  1. que pena me lo perdi otra vez sera, mucha suerte en tu nueva andadura,besos pimpi

    ResponderEliminar
  2. Gracias por todo Pimpi, nunca es tarde si la dicha es buena.

    ResponderEliminar

Blogging tips