07 junio 2012

Compartir

Cuando empiezas un trabajo de patchwork puede ser para uno mismo o para alguien muy querido. La mayoría de las veces suele ser para otra persona y el cariño y esmero con el que se hace es mayor. Te detienes en los detalles, piensas en sus gustos, en sus colores favoritos, en formas diferentes bien divertidas o clásicas. 

Esta semana, todos los trabajos que se han realizado en el taller han sido para COMPARTIRLOS con personas muy allegadas. 

 
Bolso bombonera para una hija


Un portadocumentos para la hija una amiga


Interior del portadocumentos


Bolso para una hija

  

Una talega de merienda para una hija


Detalle de la talega

 
Bolso para una hermana


  ¡Ah! Y también hemos recibido la visita de una perrita chiguagua muy simpática, Lía.






 

1 comentario:

Blogging tips